dimecres, 12 de desembre de 2012

Un dia especial



Avui és un dia únic a la Història. Avui és dotze de desembre del 2012, és a dir el 12 del 12 del 12.
Una data que engloba una coincidència que no es tornarà a repetir fins el 1 de gener del 2101 (1-1-2101) per nosaltres tota una Eternitat.

Arrel d'aquesta data i lligada al dia 21 d'aquest mes, potenciada per les prediccions de calendari Maya, s'ha entrat en una mena de cicló còsmic on es plantegen mil i un finals del Món.

No tinc una bola de vidre per poder endevinar el futur que ens espera però hi ha indicis que hi ha un final del nostre món, un canvi radical de la nostra manera de viure i de coneixer el nostre entorn. No es tracta d'un canvi de moda o de segle, no és un canvi sobre quelcom ja conegut, es tracta d'un canvi paradigmatic que tombarà tots aquells pilars, metodes, principis o rutines que la societat dominava i manipulava. Des d'on estem no podem saber que serà però si com serà. S'ens demana que despertem que mirem el món amb uns altres ulls, que comencem a canviar des de dins, la resta serà molt més fàcil.

Despertar a un nou Món!  

dimecres, 5 de desembre de 2012

Primeres passes per un Nou Nadal

Primeres passes d'un Nadal una mica únic. Extraordinari, encara que sempre ho és en definitiva, la seva arrivada porta la màgia de l'Esperança, la Pau i l'Amor. La capacitat de fer coses impossibles. 

En una època on estem inmersos en vents freds i grisos on l'esperança sembla perduda i el futur enrerit en un laberint de pedra, sempre acaba apareixent com un petit bri enmig d'una escletxa, l'Esperança d'un nou demà, de la força per contruir un nou futur en mans d'una força impresionant com el Nadal, capaç de trencar murs, fordre barreres i contruir ponts d'Amor. Tant de bo aquests ponts els poguessim mantenir i ampliar al llarg de tot l'any. Tant de bo Nadal fos cada dia.

Una mica amb aquesta filosofia un grup d'artistes del panorama musical català han enregistrat la cançó "L'esperança és el regal", un projecte solidari per ajudar l'Hospital Sant Joan de Déu. El músic bisbalenc Miquel Abras ha estat l'encarregat de compondre la peça, que interpreta conjuntament amb Elena Gadel, Amelie, Dolo Beltran, Sara Pi, Helena Miquel, Teràpia de Shock i Jofre Bardagí. A més, compten amb la col·laboració d'un cor d'infants, voluntaris i professionals de l'hospital.

Dimecres vinent, dia 12, artistes, infants, famílies i professionals interpretaran la cançó en directe en
l'acte d'encesa de llums de l'arbre de Nadal de Sant Joan de Déu. El videoclip de la cançó serà la felicitació de Nadal que enviarà l'hospital aquest any.

La producció, distribució, gravació i difusió tant de la cançó com del vídeo promocional
no han suposat cap cost per a l'hospital gràcies a la col·laboració dels artistes, la productora Música Global, l'estudi de gravació, el realitzador del videoclip i altres entitats.

"L'esperança és el regal" s'editarà, juntament amb el videoclip, en un DVD que es vendrà a les botigues de música per un preu de 3 euros. Els beneficis que se n'obtinguin es destinaran a
finançar projectes de l'hospital. Entre aquests projectes, hi ha tant recerca i innovació mèdica com programes no assistencials com els pallassos i els músics d'hospital.
(font 324.cat)

dijous, 29 de novembre de 2012

¿Paga extra?:Koldo Aldai

En medio del apuro cada vez más generalizado en que vivimos, en el mantel de la Navidad puede sobrar algún turrón de marca, algún vino añejo. Aún estamos a tiempo de librar algunos animales de una injusta olla. Quizás no pensar tanto en lo que pueda faltar para colmar aún más nuestra mesa, sino en lo que urge en la de al lado. En realidad todo está “al lado” en un mundo que las nuevas tecnologías de la comunicación y el transporte han tornado tan pequeño.
 
Las fiestas que ya se acercan no necesitan más consumo, seguramente sí más original sentido, más valiente solidaridad, más genuina fraternidad. Más “Navidad extra” que “paga extra”, de una vez por todas la mirada más puesta en los corazones enlazados que en los bolsillos individuales. Es precisamente el consumo lo que puede terminar de ahogar el candor que aún le queda a estos días señalados. Si algún significado cobra aún la memoria de Jesús es para invitarnos a la siempre viva responsabilidad del compartir. ¿O es que todo va a quedar hueco y envuelto en papel de celofán, es que ya no le resta ningún profundo sentido a nuestras celebraciones más generosas y entrañables?
 
¿Cuando las primeras nieves blanquean las montañas, no tocará sentir más la carencia ajena que lo superfluo, en la mayoría de las ocasiones, adentro de nuestros hogares confortables? ¿Los 207 millones de euros que el Gobierno Vasco entregará en concepto de paga extra a sus 67.000 funcionarios no merecían otro destino más urgido?¿No sobraba esa polémica paga habiendo tanta gente en situación tan apurada en nuestra geografía y allende ella? ¿No están las políticas sociales, las de ayuda al desarrollo más necesitadas de esos fondos?
 
Es en los momentos de crisis, cuando es preciso implementar nuestro potencial solidario, es en las coyunturas de pruebas colectivas cuando hay que poner el “salvémonos todos”, el “salvemos la tierra, los animales…”, por encima del “sálvese quien pueda”. Sí, ya sabemos que muchos de los de arriba lo han hecho bastante mal, que ha habido demasiado enriquecimiento ilícito en el ámbito financiero y en alguna medida también en el político, ¿pero no está demostrando el funcionariado con esa exigencia de la paga extra, siquiera en menor medida, un comportamiento también insolidario? ¿El axioma hermético “como es arriba es abajo” no se cumplirá igualmente a la hora de querer tomar cada quien su parte de la caja común? ¿No es, en el contexto planetario de centenares de millones de seres en situación límite, el funcionariado vasco un colectivo notoriamente agraciado? ¿No hay ya en nuestro propio entorno una acusada distancia social, una sustancial diferencia de poder adquisitivo entre los que tienen, como el funcionariado, trabajo fijo y los que no? No se trata para nada de minusvalorar la labor de este imprescindible colectivo, sino de establecer prioridades generales.
 
Desconozco quién inventó aquello de que combatir los recortes en sueldos holgados era necesariamente algo revolucionario. ¿No será más revolucionario olvidarnos un poco de nosotros/as mismos/as, de nuestras siempre prioritarias cuitas y salir a las avenidas en pos del pan y del techo de quienes, a más o menos distancia, nada tienen? Es precisamente la solidaridad, el pensar antes en el interés colectivo que en el propio, lo que ha tenido y tendrá siempre un alto contenido emancipador.
 
Mientras el funcionariado tenga puesta la vista en quienes ganan más, en vez de hacerlo en quienes son muy inferiormente retribuidos, seguiremos perpetuando un sistema insolidario. ¿Los “derechos” alcanzados en un convenio están siempre por encima de los derechos de los que no han tenido nunca en suerte poder firmar convenio alguno y por lo tanto ajustarse a él? ¿Hasta dónde esos derechos adquiridos por un colectivo, que no deja de ser, en mayor o menor medida privilegiado, cuando la necesidad desborda por doquier? El problema surge cuando situamos nuestros derechos por encima de cualquier circunstancia o aún más básico derecho ajeno. Tenemos una inclinación a establecer esa desafortunada prioridad.
 
¿Cuándo haremos de las conquistas de ese dulce, de ese champán extras algo un poco más de todos?¿Cuándo los derechos serán más inclusivos y no de sectores particulares? ¿Cuándo lucharemos por “convenios” de los que no quede nadie, nadie fuera, en medio de una cada vez más ancha familia planetaria? Apretarse el cinturón en aras de otros, puede proporcionar un gozo íntimo que jamás conquistará el derroche. Velemos por los manteles de aquí y de allá, cuidemos de que no falte lo imprescindible bajo ningún techo, en ninguna geografía.

¿Llamadas al combate? :Koldo Aldai

No se amilanaron ante el fuerte desafío que ya fue la rueda de prensa en la que anunciaron su reivindicación patriótica. No vestían triste y uniformante caqui. No hicieron dejadez de sus atributos de inherente belleza. No pestañearon ante los focos. Su mirada firme, su discurso decidido congregó multitud de medios: quieren estar en primera línea de combate, allí donde silva la muerte, allí donde la vida se sortea a cada instante. Cuatro mujeres soldado norteamericanas, entre ellas dos condecoradas por su valentía en Afganistán, acaban de demandar al Pentágono por su política de mantener a las mujeres lejos de los campos de batalla.
 

La preguntan brota tan respetuosa como incontenida: ¿Y si se mantuvieran en retaguardia alumbrando vida? En realidad no queremos ni frente, ni retaguardia, en realidad no queremos nunca jamás, ninguna guerra. Pero si tiembla la tierra, si de nuevo baila  el plomo, ojalá no muerdan trinchera, no vistan galones, ojalá no calcen rencor, no anuncien siquiera un luto lejano... Ojalá quede cuanto menos una geografía pura, unas manos limpias, un beso sin mácula… Ojalá que en sus vientres nadie huela pólvora, en sus pupilas sólo la sangre de sus propias entrañas.  

¿Hay  otra "primera línea" que no pase por la canción de cuna? ¿Quién defenderá el primer latido? No sabemos si creer tan progre, como quizás fatal igualdad. Seguramente nuestro mundo no progresa cuando ellas calzan nuestras ajadas botas de campaña. Seguramente sí avanzará cuando tras  milenios de estruendo, ellas consigan parar por fin todos los carros de todos los combates, todas las banderas de todas las ambiciones.

Quizás sí haya división de tareas. La nueva leche sólo mana de sus pechos benditos. Los hombres no podemos alumbrar aliento, tan sólo  apagarlo. Sólo de ellas depende el punto y seguido, el nuevo llanto, sólo de ellas el futuro sin tregua. ¿Quién medirá su  fuerza en balas que “aciertan” y destruyen? Por el contrario su candor siempre acierta. Las almas del mañana hacen cola a las puertas de sus vientres floridos. Ojalá ningún hierro letal en sus  manos sagradas, ningún odio en su virgen mirada.

Nos interroga una igualdad que deja el carbón frío y el hogar vacío, que empuja vuestra ternura infinita al fuego insaciable de la batalla.

dimarts, 27 de novembre de 2012

Seguirem

En la llum de l'Esperança en el Camí d'aquest viatge meravellós que és la Vida, aprenem i juguem , fent-nos una mica menys egos i més dels altres, creixent a cada passa amb un somriure davant l'adversitat.

Avui mateix s'ha penjat a les xarxes socials un document molt especial d'aquesta aventura que és la vida. l'Hospital de Sant Joan de Deu a creat un video-clip gens fashion però molt humà, un cant a l'Esperança.

Els nens i nenes de la planta d'Oncologia de l'Hospital Sant Joan de Déu, i els professionals i voluntaris que els acompanyen al centre, canten amb en Macaco la cançó "Seguiremos", un missatge d'esperança per conscienciar sobre la importància de la recerca en la lluita contra el càncer infantil.

Gràcies Sandra per compartir-lo!

Per un moment...

Dies després de que un petit pais volgués ser el punt d'atenció de Món. Després d'uns resultats, si més no un xic desconcertants, on la realitat o en aquest cas, el resultat d'unes eleccions mai es llegeixen de la mateixa manera, sempre depenent del punt d'observació. On cadescú es creu guanyador donant l'altre per perdedor.
On ens creiem propietaris de quelcom...

Per un moment tanquem els ulls i observem el silenci, oblidant els sorolls que ens envolta. 
Per un moment....
mirem la nostra vida des d'un prisma diferent:

"Tots estem de visita en aquest moment i lloc. Només estem de pas. Hem vingut a observar, aprendre, créixer, estimar per després tornar a Casa ..."

A partir d'aquí actuem

diumenge, 25 de novembre de 2012

Per avui...

Per avui .... un moment de relax i pausa ... i perquè no... un minut de reflexió. Demà serà un altre dia i una nova etapa, un nou capítol a la nostra Vida!

La nostra historia en un minut.... no es necessita més!